miércoles, 23 de octubre de 2013

Nueva portada de la obra de teatro


Me gustaría compartir que en breves me pasarán posibles bocetos  de la portada de la obra de teatro, para su posible publicación. Estoy encantada, ya que en comparación con mi primer libro de poesía, es mucho más personalizado, con más vida y es mucho más cercano a los lectores. Deseo que sea de vuestro agrado. Besitos.

Página 4



Bolígrafo Negro: Pues la que no se va.
Bolígrafo Rojo:  Cuaderno ábrete, que vamos a empezar a manchar tus hermosas hojas blancas con nuestra apreciada tinta.
(Aparecen en escena los Rotuladores.)
 Rotulador Rojo:  Perdonadme, pero creo que os habéis olvidado de que los rotuladores podemos ayudar en la decoración del poema, poner dibujos tiernos de amor.
Bolígrafo Negro:  Pufff, menuda tontería estás diciendo, vosotros no nos hacéis falta.
Bolígrafo Rojo: No es ninguna tontería, la decoración es igual de importante que lo que se dice, además, no por el hecho de ser diferente a ti no debes respetarlo.
Bolígrafo Negro:  Pues yo prefiero no participar, prefiero ir por libre y no perder mi esencia.
Rotulador Rojo:  Creo que no debes subestimar a los demás, ¿qué pasará cuando se te acabe la tinta?
Bolígrafo Negro:  Que digo que paso.
Bolígrafo Rojo: (le dice a Rotulador Rojo) Ya se le pasará, no te preocupes.
Bolígrafo Azul: ¿¿Puedo participar?? ¿¿Qué hago??
Rotulador Rojo:  Por supuesto que puedes, aquí debemos trabajar todos.
Bolígrafo Rojo:  (manda al Azul) Puedes empezar a escribir y yo subrayaré el título que pongamos entre todos.
Bolígrafo Azul:  ¿Qué tengo que escribir?
Bolígrafo Rojo: Una gota pasa por mi mejilla, blanca y sonrojada, teniendo la mirada vacía, pasando por la suela, caminando paso a paso, sin llegar a ningún lado, en este mundo real y humano, sacando a pasear la ausencia de la alegría, sonriendo a todos sin importarme nada.
Bolígrafo Rojo:  Pero ve despacio y con buena letra.
Bolígrafo Azul: ¿Qué título le pongo al poema?
Bolígrafo Rojo: El reflejo de tu amor.
Rotulador Rojo:  Totalmente de acuerdo con Bolígrafo Azul.
Cuaderno:  ¿¿Os importaría que los elogios fueran para más tarde?? Es que tengo frío.
Todos:  ¡¡Claro!!

(Se cierra el telón.)

martes, 22 de octubre de 2013

Página 3



Bolígrafo Negro:  (dirigiéndose a Bolígrafo Rojo) Yo lo hago mejor que eso.
Bolígrafo Azul:  (dirigiéndose al público) Ya tardaba en decir algo Bolígrafo Negro, como siempre es de esperar.


Bolígrafo Negro:  Qué decir cuando te miro a los ojos; me quitas el flequillo con tus manos y ambos nos miramos. Tu caricia, sí, esa con la que sueño cada noche en mis sueños más profundos.
Cuaderno:  ¿Y vosotros os consideráis buenos poetas? Eso lo hace mi hermana de diez años mejor que vosotros.
Bolígrafo Rojo:  (dirigiéndose al público) Lo que faltaba, como sino tuviera bastante con dos, se une un tercer competidor. Espero que nosotros podamos descansar y, como no, Sergio presentar su poema ante la clase y el profesor pueda corregirle su trabajo. Discúlpenme, que voy a separar a estos Bolígrafos y a Cuaderno antes de que alguien resulte herido.
Bolígrafos Negro y Azul:  (a la vez, dirigiéndose a Cuaderno) Dinos tú una mejor, venga, rapidito que no tenemos toda la noche, que todavía tenemos que tumbarte en el suelo y empezar a escribir.
Cuaderno: Una gota pasa por mi mejilla, blanca y sonrojada, teniendo la mirada vacía, pasando por la suela, caminando paso a paso, sin llegar a ningún lado, en este mundo real y humano, sacando a pasear la ausencia de la alegría, sonriendo a todos sin importarme nada.
Bolígrafo Rojo: Voy a poner orden porque alguien tiene que hacerlo y sino lo hago yo, aquí no lo hace nadie.
(Los tres personajes se le quedan mirando a Bolígrafo Rojo.)
Bolígrafo Rojo:  Me quedo con el de Cuaderno.
Bolígrafo Negro:  ¡¡¡Eso es trampa, tongoooo!!!
Bolígrafo Rojo:  ¿¿Por qué es trampa?? Dame una buena razón.
Bolígrafo Azul: Es que no es de amor.
Bolígrafo Rojo:  No, me parece una respuesta razonable porque al ser más larga la última, Sergio tendrá más nota y se trata de ayudarle.
Bolígrafo Negro: Sí, es un vago, no quiere trabajar.
Bolígrafo Rojo: Eso no es problema nuestro, nuestra obligación es ayudarle.
Cuaderno:  Chincharos Bolígrafos, jeje.

Bolígrafo Azul:  ¿Qué poesía se queda?